Cómo utilizar 3 plantas amarillas para despertar tu sol interior y brillar en Primavera

¿Qué significa la primavera para tí?¿ Es una época infernal en la que se despierta tu alergia y no paras de moquear de Marzo a Junio? ¿Andas abotargado? ¿Congestionado? ¿No has podido disfrutar de sus colores, de su luz ni de su aroma?

Lo siento muchísimo.

Y pensando en tí, especialmente, he escrito este post. Así, sentado tranquilamente y aislado de los focos alérgenos, comprobarás que existe otra primavera.

Nadie mejor que tú sabe que, ésta, es una estación difícil. Los días se alargan, la energía se despierta y el cuerpo debe adaptarse a un ritmo más acelerado y vital. Como consecuencia, la sensación de cansancio aumenta, y con él, la irritabilidad. Y ¡para colmo!, el dichoso polen te impide respirar y oler.

Pero ¡tranquilidad!, no todo está perdido. Esta estación no es tan desconsiderada. En su caja de herramientas también hay remedios para combatir tanta agitación.

Y de todos los dones que alberga, yo he elegido 3:

  • Primavera (Primula veris)

    IMG_20160419_202832

  • Diente de León (Taraxacum officinale)

    IMG_20160417_102158

  • Consuelda menor (Symphytum tuberosum)

    DSC_1851

¿Porqué éstas concretamente?. Por 3 razones:

  1. Son las primeras que florecen.

  2. Son amarillas.

  3. Sus propiedades medicinales resultan muy interesantes.

Siempre me he preguntado porqué las primeras flores que despuntan en primavera son amarillas. ¿Porqué a nuestra amiga le gusta tanto este color? Yo tengo una respuesta. ¡A ver qué te parece!.

El amarillo es el color del tercer chacra, el lugar donde se aloja el plexo solar, “el asiento del alma”. Aquí se consolida la estructura del yo. Se manifiesta como una unidad diferenciada, enraizada y vital. A través de este chacra el individuo se convierte en un ser social, dispuesto a expandirse e interactuar con el mundo. A utilizar sus emociones como instrumento de intercambio para crecer a través del contacto y trasmutar esas emociones en sentimientos más sublimes.

También en Primavera ocurre algo parecido. Despertamos nuevamente a la vida, para interactuar con el medio, experimentar, compartir, disfrutar y crecer con ello.

Pues para afrontar semejante reto te descubro a las tres amigas mencionadas que te ayudarán en tus propósitos:

Primula-diente leon-consuelda

  • Primula veris, también llamada Primavera o Hierba de la parálisis (según María Treben). Tiene un efecto tranquilizante sobre el corazón y los nervios. Depura la sangre y es expectorante; combate la bronquitis, tos, catarros y asma. Esta planta te ayudará a descansar, te revitalizará y te curará de posibles catarros primaverales. De ella se utilizan las flores. Cógelas recién florecidas, sólo 2 o tres flores de cada inflorescencia, así no perturbarás su ciclo reproductor. Hazte una infusión primaveral depurativa de la sangre.

  • Diente de León (Taraxacum officinale). Esta planta tiene muchas propiedades y requiere de un artículo en exclusividad. De todas ellas voy a elegir éstas: cura las afecciones de la bilis y del hígado, también purifica la sangre, es digestivo y tónico. Por ello, trabaja la intolerancia, la rabia, la rigidez, la amargura, la tensión y el agotamiento. De manera que cuando disminuyan tus fuerzas, te sobrecargue la tensión física y emocional y tus dificultades aumenten, toma esta planta, te ayudará a realizar una transmutacional emocional aportándote tolerancia, alegría interior y poder. Puedes utilizar todo de ella: flores, hojas y raíces. Prepárate una reconfortante infusión o una rica  miel.

  • Consuelda menor (Symphytum tuberosum). Por las tierras vascas la llaman Zolda-Belar, que significa hierba que suelda. Según el botánico Andrés Laguna: “suelda los instrumentos rotos, establece los miembros flojos y conmovidos y, finalmente, fortifica los flacos y debilitados”. La raíz de esta planta posee gran cantidad de mucílago, taninos, alantoínas y alcaloides (consolidina y simfitina, entre otros). Por lo que favorece la cicatrización de heridas, reduce el dolor de las partes erosionadas (articulaciones, etc.), de esguinces, torceduras, tendinitis y acelera la creación de hueso en las fracturas. Esta planta posee la fuerza de la unión, la cohesión interna, la fortaleza y la autoridad personal. Empléala en situaciones de falta de confianza y control; cuando te sientas desprotegido, con miedo y separado de tu propia realidad interna y externa. Esta mágica raíz centra la mente y refuerza el equilibrio psicomotriz. Úsala sólo de forma externa. Haz un  aceite macerado al sol con sus raíces y aplícalo en aquellas zonas de tu cuerpo que sientas más débiles y doloridas.

No dudes en aprovechar la generosidad de estas plantas. Desde el inicio de la Primavera, están ahí, para tí. Ayudándote a desarrollar tu “aliento del alma”, empujándote a amar la vida y reconfortándote en momentos cruciales.

Es bonita la Primavera ¿Verdad?

¿Qué opinas sobre el post? ¿Estás de cuerdo con este punto de vista? Deja tus comentarios

 

 

 

Guardar

3 opiniones en “Cómo utilizar 3 plantas amarillas para despertar tu sol interior y brillar en Primavera”

  1. Que bien Mari Mar saber de estas cositas tan naturales!
    La verdad que no estoy enterada de todo el poder que tienen las plantas, pero cada vez tiendo más a lo natural, a las infusiones y remedios caseros de nuestras abuelas.

    Seguro que con el tiempo consigues un super blog lleno de soluciones e información super valiosa!

    Estas plantas también las podríamos encontrar en herboristería? la verdad que no tendría ni idea de identificarlas en el monte 🙁

    Un abrazo!

    1. Muchas gracias Maite por tu ánimo. Espero que este blog se vaya llenando de ideas prácticas y sanas. Qué se convierta en un rincón agradable y reconfortante. Trabajaré por conseguirlo

      1. El diente de León se puede encontrar fácilmente en herbolarios. La Consuelda probablemente no, porque hay que consumirla en fresco. En cuanto a la Primula, estoy dudando.

¡Anímate a comentar!